Feb 182008
 

golden-compass1.jpg

¿Como dejar un libro como The Golden Compass? Imposible, ya que el primer tomo de la trilogía tetralogía es como ir en un tobogán cuesta abajo. Una vez que te subes a él no hay manera de soltarte. Philip Pullman es un excelente escritor que inicia así una serie que será seguramente un clásico con el correr de los tiempos. Escribiendo un libro que seguramente J. K. Rowling podría haber escrito si supiera escribir (lo siento, lei los siete pero los últimos cuatro fueron un gran bostezo). El libro tiene varios niveles de lectura y eso es lo que lo hace tan complejo. En principio son las aventuras de una niña, Lyra Belacqua y su daemon que escapan del cuidado de su tutora para buscar que sucede con todos los niños desaparecidos y viajan hacia las tierras nórdicas para descubrir que se hace con ellos. Castillos, osos con armadura, un instrumento parecido al astrolabio que en las manos adecuadas dice la verdad hacen de ésta una aventura que los mas pequeños disfrutarán, pero para un hombre de 48 años lo interesante fue conocer el transfondo político, el papel de la Iglesia por detener el conocimiento humano (¿recuerdan la Edad Media?) Y como la verdad absoluta no existe. Un libro de fantasía para niños de todas las edades que disfruté como pocos devorando las páginas en pocos días (tengo trabajo). Una lectura recomendada.