Ene 252008
 

Leer a Jeffey Archer siempre es entretenido, de eso no hay ninguna duda. He leído bastantes libros de él como para saber que hasta cuando es malo es bueno. Ahora en el Siglo XXI nos entrega otra novela llamada False Impression que nos lleva de lleno al mundo del arte y sus compradores, ésos que pagan con gusto mas de 5 millones de dólares por cuadro. El mundo de Manet, Renoir, Picasso y para efectos de ésta novela Van Gogh. Por supuesto que al frente del libro trae una recomendación del New York Post que dice que nos estamos enfrentando al sucesor del Da Vinci Code pero una vez que lees la novela te das cuenta que ni por asomo encontramos a Dan Brown en el libro. Una aventura bastante convencional alrededor del cuadro del mencionado artista holandés, el derribo de las torres gemelas en Nueva York y un banquero internacional sin escrúpulos (¿hay de otros?) que decide que la mejor manera de quedarse con cuadros es asesinando a sus propietarios. No es ni de lejos uno de los mejores libros del autor, pero para habérmelo encontrado en el lobby de un hotel en Tucson, AZ no está mal. Una interesante manera de perder el tiempo viajando tras los pasos de una asesina, de Nueva York a Londres y de ahí a Tokio y a Bucarest con el FBI siguiéndole los talones. Si introducimos a una aristócrata inglesa en la obra que no duda en hacerse justicia con escopeta en la mano tendremos muy rápido un cuadro muy general del libro. Otra manera de alejarme de los trabajos en el blog, ni modo.

Deja un comentario